Login

Registrado Conectar

Login

Username
Password
Remember Me

Registrado

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name
Username
Password
Verify password
Email
Verify email

 

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Tipos de cookies que usa esta página

 

  • Analytics: Anónimamente medimos el uso que haces de este sitio web para mejorar la experiencia del usuario.

 

  • Estrictamente necesarias: Algunas cookies en este sitio web son estrictamente necesarias para el correcto funcionamiento del sitio y no pueden ser desactivadas.

 

Sábado, 25 Febrero 2017 22:02
Valora este artículo
(0 votos)

OPINIÓN | Mariano Raskin: 'Los premios individuales del fútbol: un absurdo'

El ser humano, desconozco el motivo, está encantado con poder cuantificar todo para tratar de sobresalir por encima del otro. Supongo que es innato, que va en uno el sentirse importante, o "más-importante-que".

Sé que es de mala educación el lanzar una pregunta a un lector que, por supuesto, no tiene (a pesar de los miles de canales existentes hoy en día) feedback. Pero no puedo resistirme: ¿Cuántos de vosotros habéis perdido valioso tiempo de vuestras vidas en escuchar, ver, valorar la entrega de los sucesivos premios individuales repartidos a principios de enero?

Porque, para rizar el rizo del absurdo, ya no es "el mejor", sino que empiezan a reproducirse "los mejores", y nos encontraremos con dicotomías que, una vez acabe el binomio Cristiano-Messi, repartirá los resultados más variopintos.

Probablemente sean (cada uno a su tiempo y manera de jugar) los jugadores más desequilibrantes del momento. Quizás, hasta los más imprescindibles. Pero entrar a evaluar como "el mejor", algo tan absoluto, es pasarse de la raya.

Vendemos (admito la culpa en nombre de todos los periodistas) el duopolio como concepto de venta de nuestros respectivos productos: Cristiano-Messi, Real Madrid-Barcelona, Hamilton-Alonso (incluso en horas bajas), Nadal-Federer (curioso concepto en el que, en realidad, no hay villano). La relación bueno-malo hace correr ríos de tinta, minutos de radio, metros de cinta de televisión, pero ¿para qué? Simplemente en pos de resultados económicos.

Pero volvemos al principio. Destacamos y subrayamos a jugadores que han tenido muchos altibajos y buenos momentos puntuales. Cristiano gana premios individuales porque ha metido el último penalti de la Champions (después de estar desaparecido durante 120 minutos), o de haberse coronado campeón de una Eurocopa de nivel escaso. Quizás en partidos trascendentales, Pepe mostró un mejor rendimiento. Ganó lo mismo. Messi ha alternado momentos álgidos con lagunas grandes. Griezmann ha sido la punta de lanza tanto de su equipo como de su selección, a pesar de no realizar un gran torneo continental. Así podemos seguir. Pero Cristiano no hubiese sido sin Pepe, ni Navas, ni Rui Patricio, ni Renato. Messi no habría sido sin Suárez, Neymar, los ratos de Iniesta, las ganas de Rakitic, ni Griezmann, ni...

Entendamos al fútbol como lo que es. Un deporte de equipo. En el que cada uno tiene su habilidad o su capacidad, y que la suma de ese todo, potenciado por el trabajo, es lo que permite a un EQUIPO rendir. No nos olvidemos que muchos niños quieren "ser" Cristiano o Messi, y nadie les enseña que para ser ellos, además de serlo, deben estar acompañados y formar parte de un EQUIPO.
 
 
Mariano Raskin. Periodista de la Cadena Cope.
Equipo Galifútbol

Equipo Galifútbol

La redacción de Galifútbol, la formamos más de 50 personas aportando nuestro mejor hacer en pro del fútbol gallego. Si quieres unirte a nuestro equipo,  no tienes más que escribirnos a redaccion@galifutbol.com. ¡Puedes también, seguirnos en Twitter, Facebook e Instagram!

Deja un comentario

Los campos marcados con (*) son obligatorios.

Coach
BANNERarboco2

Preferente Norte

Preferente sur

Fútbol Femenino

Galifutbol Copyright 2012. Reservados todos los derechos.