Login

Registrado Conectar

Login

Username
Password
Remember Me

Registrado

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name
Username
Password
Verify password
Email
Verify email

 

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Tipos de cookies que usa esta página

 

  • Analytics: Anónimamente medimos el uso que haces de este sitio web para mejorar la experiencia del usuario.

 

  • Estrictamente necesarias: Algunas cookies en este sitio web son estrictamente necesarias para el correcto funcionamiento del sitio y no pueden ser desactivadas.

 

Jueves, 30 Marzo 2017 20:14
Valora este artículo
(0 votos)

OPINIÓN - Juan Carlos Quiroga: "No más violencia"

Me dispongo a escribir este artículo y no se si hacerlo desde el lado de entrenador o desde la perspectiva de padre, voy intentar ponerme de los dos lados y tratar de aportar algo o elevar una reflexión de lo que sucede en el fútbol con tan desagradables noticias.
 
¿Por qué tanta violencia en el fútbol y especialmente en el fútbol base?
Desgraciadamente nos estamos acostumbrando ver muy a menudo noticias de agresiones en el fútbol, entre padres, jugadores, a los árbitros, casos como los de Mallorca en categoría infantil, en Cataluña y por desgracia un, no largo pero sí un elevado número de casos, porque no debería existir ninguno y menos en un deporte que se pretende fomentar el respeto por el rival y hacer deporte.
 
Me pongo como padre.
 
Asisto siempre que puedo a los partidos de mi hijo en categoría alevín, y honestamente los partidos son bastantes tranquilos, pero nunca deja de sorprenderme reacciones de padres y familiares por alguna jugada, gol ilegal, etc. ¿pero que estamos haciendo? ¿que estamos enseñando a nuestros hijos? ¿por qué esa virulencia a la hora de criticar algo? ¿ no nos equivocamos nosotros como padres, en nuestro trabajo o cualquier situación de la vida?.
 
Creo que debemos recapacitar todo, desde incluso edades de chupete o biberón, 4 5 o 6 años, he visto a padres criticar a su propio hijo por no ejecutar un pase correcto, a algún compañero por no pasar a su hijo que creo debe apellidarse Messi o Ronaldo y va solucionar la vida de su papá.
 
¿Nos hemos vuelto locos o qué ? No está de más recordar que nuestros hijos imitan las acciones de sus padres, que somos su espejo en el que mirarse cada día. Me resisto a pensar que haya algún padre que quiera crear futuros "holligans" de fútbol o cualquier deporte.
 
Asistamos a un partido de fútbol como una fiesta, como un día para disfrutar de sus compañeros, de un deporte que apasiona a millones de personas, que mueve masas. No perdamos el romanticismo del fútbol, la esencia del deporte rey.
 
He tenido que aguantar no hace mucho insultos hacia mi hijo o alguno de sus compañeros en un partido que no decidía nada y que, parecía que el equipo rival se estaba jugando el ascenso a 1ª división y nosotros solo poder ganar un partido de los pocos que se nos da la oportunidad en toda la temporada. ¿Qué mensaje transmiten esos padres? ..... recapacitemos, que quizá en unos años a su hijo no le guste el fútbol, quiera dedicarse a atletismo, ahhhh que le dirá entonces a su hijo, en un deporte individual, a quien echaremos la culpa .... ¡¡¡ohhhh vaya no hay árbitro para insultar, que lástima¡¡
 
Recordar una frase o reflexión que navega en varias redes sociales.
 
DE CADA 10,000 NIÑOS QUE JUEGAN AL FÚTBOL SOLO 1 LLEGA A UNO DE LOS 50 MEJORES CLUBES.
SOLO 1 LLEGA A UNA DE LAS 50 MEJORES LIGAS
SOLO 1 LLEGA A PROFESIONAL.
 
Me pongo como entrenador:
 
En categoría de iniciación o perfeccionamiento pasa más de lo mismo pero con el atenuante de la edad y que se creen que su hijo debe jugar siempre, que es el mejor de todos los tiempos en ese club, que paga religiosamente su cuota ya que, hoy en día no como en nuestra época, hay que pagar para inscribir a tu hijo a un deporte, y nos creemos con la autoridad suficiente el que esa cuota tenga que obligar al entrenador a poner su hijo de titular, aunque muchas veces creo que esos padres criticones manifiestan su fracaso personal y lo trasladan al otro lado del campo.
 
Como dice el psicólogo escolar del instituto I.E.S Alella, José Bazoco, confirma esta realidad. Explica que "entre los progenitores a veces hay un posicionamiento de expectativa y de protección, que pasa por el entorno emocional y afectivo. Por esta razón, "el árbitro o el equipo contrario son culpables de todo lo que ocurre cuando no se produce lo deseado", detalla. Por otra parte, el experto considera que esto también puede deberse a un factor personal en relación a la actividad deportiva, donde el adulto refleja "su yo deseado o no ejecutado", lo que también pone en manifiesto sus valores morales, éticos y pautas de conducta".
 
Olvidemos nuestra frustración personal.
Olvidemos de ganar y perder y aprendamos a formar en distintos valores.
No olvidemos que esto es un deporte, de respeto y admiración hacia tu rival y compañero.
No olvidemos que somos espejos de nuestros hijos y en quien se fija todos los días.
No olvidemos el romanticismo del fútbol.
 
Juan Carlos Quiroga
Entrenador UEFA B
Equipo Galifútbol

Equipo Galifútbol

La redacción de Galifútbol, la formamos más de 50 personas aportando nuestro mejor hacer en pro del fútbol gallego. Si quieres unirte a nuestro equipo,  no tienes más que escribirnos a redaccion@galifutbol.com. ¡Puedes también, seguirnos en Twitter, Facebook e Instagram!

Deja un comentario

Los campos marcados con (*) son obligatorios.

Coach
BANNERarboco2

Preferente Norte

Preferente sur

Fútbol Femenino

Galifutbol Copyright 2012. Reservados todos los derechos.